Inicio » Política y Opinión » Mural TEMATABAN
  Mural TEMATABAN 17 de Septiembre de 2011
 

En el semanario “El Colono” del día 17 de septiembre en la página 10 apareció una noticia cuyo título era “Sacaron el Mural de la Memoria de 25 y 30”, me llamó la atención y a medida que leía la nota crecía en mi interior un gran sentimiento de decepción.

En ella se contaba que por la denuncia de un vecino (preocupado ciertamente por la seguridad de sus pares) el Municipio (responsable de la seguridad pública) raudamente  retiro el mural “Temataban”, que el artista Claudio Vega pintó. Este mural recuerda los trágicos hechos de la última dictadura Militar respecto de los desaparecidos.

El funcionario consultado por el semanario El Colono, Pedro Lezcano Eceiza, respecto de cuando se volvería  a instalar dicho mural respondió “Cuando lo arreglen lo van volver a colocar”. Al momento que estoy escribiendo esta nota de opinión, 8 de Noviembre, la obra no fue repuesta. Hasta aquí los hechos.

Mi necesidad de escribir esta nota de opinión radica en que el mural es una expresión artística que en el partido representa en forma permanente el lema de “memoria justicia y verdad” respecto de los desaparecidos, cristalizada, según mi parecer en la desaparición, de Augusto María CONTE MAC DONELL.

Que sucedió con Augusto María CONTE MAC DONELL. La siguiente es una pequeña crónica de su desaparición:

El 30 de enero de 1976 el domicilio de la familia CONTE MAC DONELL fue allanado por "personal de seguridad" que se llevó diez libros y documentos del padre de familia. Ese mismo día, Augusto María se presentó en el Distrito Militar, y desde el 1º de febrero pasó a formar parte como conscripto de la Base Aeronaval de Punta Indio. Al ser incorporado, personal del Servicio de Inteligencia Naval lo sometió a un interrogatorio en el cual el joven narró que había estado detenido en 1974 por cuestiones políticas, causa en la cual había sido sobreseído por la Justicia. Ese episodio también fue advertido por el doctor Augusto CONTE a las autoridades de la Base durante una visita al hijo recién incorporado; para tranquilidad del padre, los marinos restaron importancia a ese episodio "juvenil".

Como lo destinaron a la Contaduría de la Base, debió cumplir frecuentes comisiones en la Capital Federal. Nada hacía suponer alguna situación anormal, pero el domingo 11 de julio, el doctor CONTE, preocupado por la inexplicable ausencia de su hijo, viajó a la Base Aeronaval. Allí se entrevistó con el capitán de corbeta contador TRABUCCO, superior inmediato de Augusto María, quien le comunicó que había enviado en comisión al conscripto a la Capital Federal el 7 de julio a las tres de la tarde. TRABUCCO aclaró que el soldado debía haber regresado al día siguiente por la noche.

El martes 13 el doctor CONTE se entrevistó con el jefe de la Base, capitán de fragata MEDICI, y con su segundo, el capitán de corbeta Luis DUPEYRON. Además de ratificar lo ya narrado por TRABUCCO, los oficiales ampliaron la información. El soldado CONTE, explicaron, salió en comisión el 7 a las tres de la tarde, con boleto ferroviario para llegar a la Capital Federal a las ocho. Ya que a esa hora la comisión no podía ser cumplida iría a su casa y realizaría la tarea al día siguiente. Como la misión estaba incumplida y el soldado no había retornado, se lo daba de baja por desertor.

El doctor CONTE, que sabía perfectamente que su hijo no había desertado, percibió claramente que se trataba de un secuestro entre la Base Aeronaval de Punta Indio y su propio domicilio. Sin embargo, no pudo demostrarlo ni logró, pese a todo lo que hizo por su hijo y por otros desaparecidos, obtener certezas sobre lo ocurrido. El habeas corpus presentado el 26 de agosto de 1976 fue rechazado por el juez de sentencia doctor Raúl BARCELO.
La lucha por conocer el destino de su hijo llevó al doctor CONTE a convertirse en un líder de los derechos humanos. Enfrentó todas las adversidades durante años, hasta que, abrumado por leyes que dejaron asesinos y otros criminales libres de castigo, decidió ir a reunirse con su hijo y se suicidó.

Imagenes tomadas del sitio: www.memoriaabierta.org.ar

Hoy gracias a los objetivos que los Derechos Humano en conjunto con una política de Estado que el Gobierno Nacional ha implementado desde el 2003 a la fecha se han concretado diversos juicios en todo el país y aún hay en marcha otros tantos que juzgan a los genocidas tanto civiles como militares en el marco de la Democracia.
La descripción anterior de un hecho que la puedo considerar histórica abona aún más mi decepción y a esta altura mi indignación de como en un partido donde desde la militancia de los jóvenes se está tratando de rescatar la historia de nuestro partido todavía haya gente que no entendió que La Verdad, La Justicia y La Memoria no son un patrimonio de algunos pocos sino la lucha de Un Pueblo.

Celebro la posibilidad de que distintos sectores de la comunidad comenzaran a colocar blanco sobre negro las consecuencias que dejó la última dictadura cívico militar en nuestro país, ya sea a partir de la película que se filmó en el partido respecto de los NN y su posterior presentación,  como la realización del mural Temataban y los diferentes artículos que aparecieron en medios periodísticos locales entre otros, en un lugar donde una institución como la base Aeronaval de Punta Indio tiene una historia muy comprometida respecto de los Vuelos de la muerte. Información que fue ratificada en varios Juicios realizados a genocidas de la última dictadura.

Por otro lado en la misma semana que es retirado el Mural Estela de Carloto (Presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo) recibió, en Francia, el reconocimiento internacional de la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) con el premio Felix Houphouët-Boigny. Este premio fue creado en 1989 y es otorgado cada año y tiene por objeto homenajear a las personas, instituciones u organismo que han contribuido significativamente a fomentar, buscar, salvaguardar o mantener la paz, teniendo presentes los principios de La Carta de las Naciones Unidas y la constitución de la UNESCO.
Por lo expuesto anteriormente es que tengo la esperanza que los responsables de tomar estas decisiones (retirar un mural con la excusa de la seguridad de los vecinos de Verónica) reflexionen y repongan a la brevedad el Mural permitiendo que la historia sea narrada con todos los hechos y con los mismos objetivos de Justicia que encarnan tantas organizaciones en donde (según mi visión) las Abuelas son hoy las más representativas de un mensaje como el de Memoria, Verdad y Justicia.

Profesor  Benedicto  Veleda
L.E. 8.334.939

 
 
 
 
INICIO
CTC
GALERIA
            DE FOTOS
 
PARQUE COSTERO DEL SUR
DAÑO AMBIENTAL
LEGISLACIÓN
ECOLOGÍA
ART. DE INVESTIGACIÓN
BIÓSFERA
 
TURISMO
COMERCIOS
HOSPEDAJES
GASTRONOMÍA
HISTORIA
 
DIFUSION
APEROS O RECADOS
EMPRENDIMIENTOS
DOCUMENTAL
SHOW DE PAYADORES
CERAMICA PRECOLOMBINA
MAESTRO CERAMISTA
 
POLITICA
UBICACION
INFORMES
 
© Copyright 2011. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - Diseño: [G. DOS ]
a